De ti depende que disfrutes mas tiempo de tus nuevas cortinas

  1. Lavar las cortinas en la lavadora

Antes de lavar las cortinas, si tienen aros o partes metálicas lo mejor es que se las quites. Si no es posible, introduce esa parte dentro de una funda de almohada y átala con una cuerda. Así protegerás las partes de metal de las cortinas y evitarás que se enganchen y estropeen la tela o den golpes dentro del tambor. A continuación, introduce las cortinas en la lavadora.

Lo más adecuado es que utilices un detergente a máquina para prendas delicadas. Además, puedes añadir algún aditivo especial para cortinas con silicona. Este aditivo alisa las fibras para evitar las arrugas y les aporta luminosidad, dejando las cortinas resplandecientes. Selecciona un programa para prendas delicadas con agua fría y centrifugado suave, es decir, entre 400 y 600 rpm. De este modo, la lavadora quitará el exceso de agua sin arrugar las cortinas.

Es fundamental sacarlas de la lavadora en cuanto termine el programa de lavado para evitar malos olores y que se arruguen más de la cuenta.

Todavía húmedas, cuélgalas en su sitio para que no se arruguen y terminen de estirarse.

Si aun así tienen arrugas, plánchalas mientras estén húmedas.

También puedes hacerlo con las cortinas colgadas, ayudará bastante.

  1. Lavar las cortinas a mano

Si tus cortinas no se pueden lavar a máquina y debes hacerlo a mano, lo primero es preparar un barreño de grandes dimensiones o hacerlo en una bañera. Utiliza siempre agua fría y un detergente para lavar a mano prendas delicadas. Una vez lavadas, acláralas bien para que no quede jabón entre las fibras.

Para que no chorreen, puedes ponerlas en la lavadora en el programa de centrifugado suave, sin agua y solo las cortinas. De esta manera, se eliminará el agua sobrante antes de colgarlas en su sitio para evitar arrugas innecesarias, ya que su propio peso hará que queden lisas y perfectas.

  1. Cómo quitar las manchas de las cortinas

Antes de intentar eliminar las manchas en tus cortinas, es fundamental identificar de qué tipo son, ya que no trataremos igual una mancha de bolígrafo que una de aceite o chocolate. Cada una necesitará un tratamiento distinto.

Existe una amplia gama de quitamanchas comerciales que eliminarán cualquier mancha de tus cortinas. Además, si son pequeñas y fáciles de quitar, puedes intentar hacerlo sin descolgarlas, solo humedeciendo un poco la zona y aplicando el quitamanchas adecuado.

Las manchas más comunes son las de humedad, así que para eliminar estas manchas de moho en las cortinas blancas debes hacer lo siguiente: llena un barreño grande para poder sumergirlas con agua fría y añade un poco de lejía. Déjalas en remojo durante un par de horas, aclara bien y lávalas de forma habitual. Olvídate de esta solución si son cortinas de hilos o de algún tejido delicado, la lejía puede dañar las fibras.

También puedes quitar las manchas de moho aplicándole una mezcla de vinagre y bicarbonato de sodio. Extiende la mezcla sobre la mancha y déjala actuar durante 10 minutos, frótala y lava la prenda como siempre.

  1. Trucos para lavar cortinas blancas

Las cortinas blancas generan el doble de problemas que las cortinas de color a la hora de limpiarlas, ya que el polvo y la suciedad son más visibles. Además, con el paso del tiempo van tomando un tono amarillento o grisáceo.

Para evitarlo, es importante no lavar nunca las cortinas blancas junto con más ropa, sobre todo si es de colores intensos. Si ya tienen manchas y lo que quieres es una solución, prueba a dejarlas en remojo con vinagre y bicarbonato un par de horas antes de lavarlas. La lejía rebajada con agua también es efectiva para blanquear, pero, con el tiempo, podría amarillear las cortinas blancas.

Subscribe to our free newsletter

Tratamientos de rellenos nórdicos

OEKO-TEX

Es un certificado europeo que indica que un determinado producto puede ser utilizado por el público sin ningún tipo de riesgo para la salud. Todo lo que realizan cumple normativas internacionales y son amigables con el medio ambiente. Se especializan en certificar calidad en productos provenientes del sector textil bruto y artículos para el hogar.

ALLERBAN

Esta certificación protege al producto del desarrollo de ácaros, bacterias, hongos, y cualquier tipo de elemento nocivo. Es altamente higiénico y es resistente al lavado o secado de la pieza.

SANITIZED

Se aplica a artículos de descanso y del hogar para evitar una proliferación de bacterias y ácaros. También aplica tratamientos para evitar la aparición de malos olores. Dentro del mundo del descanso esta es la certificación más usada por los fabricantes.

DOWN PROOF

Es un tipo de relleno trenzado a base de algodón que combina cientos de hilos que están cosidos para permitir una clara movilidad del aire por el producto. Esto lo convierte en una pieza transpirable y evita una fuga del relleno. La tela es mucho más suave y ligera.

Esperamos que esta información haya sido de tu utilidad.

* Add notice about your Privacy Policy here.